Noticias

Los Centros Sor Isolina Ferré se adentran al corazón de La Central, Canóvanas, con un nuevo centro de servicios


Paola Rodríguez Correa, de 7 años, está muy orgullosa de sacar buenas notas, lo cual contrasta con la experiencia del pasado año pasado escolar que la llevó a tener que repetir el primer grado. De ser cohibida, tímida y desmotivada, la niña participa en todas las actividades, realiza la mayoría de sus trabajos de forma independiente y muestra buen progreso académico. Su madre, Karla Correa García, no puede estar más agradecida de las tutoras de los Centros Sor Isolina Ferré en Canóvanas, quienes le brindan servicios cuando sale de la escuela como parte del Proyecto de Refuerzo Educativo de Alto Impacto.

Paola recibe los servicios de tutorías y prevención en el nuevo centro de servicios de los CSIF en La Central, Canóvanas. El mismo está ubicado en el corazón de esta comunidad, en la antigua escuela Anexo Julia de Burgos, que estuvo abandonada por años y la organización sin fines de lucro ha transformado en un moderno centro comunitario con el apoyo de diversas entidades.

Entre éstas se encuentran la Fundación Plaza Las Américas, que aportó fondos para la expansión de las facilidades, y la Fundación Ángel Ramos, que subvenciona el proyecto de tutorías que sirve a 22 niños todas las tardes. Fondos Unidos de Puerto Rico también colaboró en la última fase de la obra de construcción, haciendo posible la instalación de rótulos, rampa, grama, plantas ornamentales, sistema de seguridad y remoción de escombros. Otra de las entidades que ha contribuido es Teens4PR, una organización de jóvenes con base en Nueva York que con su aportación hizo posible la adquisición de equipo tecnológico para beneficio de los participantes.

“Queremos que este centro sea el eje central y motor socio económico de la comunidad La Central que tantas problemáticas sociales enfrenta. También se ha convertido ya en un espacio de oportunidades y paz para todos sus residentes”, destacó el principal oficial ejecutivo de los CSIF, José Luis Díaz Cotto.

De hecho, los Centros realizan un estudio de necesidad para ver cómo éstas han cambiado, sobre todo después del huracán María, y enfocar los servicios hacia las áreas que se identifiquen como más urgentes. La Central se caracteriza por altas tasas de deserción escolar, criminalidad y desempleo. Los CSIF brindan servicios de educación y prevención en La Central desde el 2004. Luego del paso del huracán María, los CSIF tomaron la decisión de dejar la estructura alquilada por los pasados 14 años para trasladar de forma permanente todas sus operaciones y servicios a la escuela que fue traspasada el Departamento de Educación a la organización hace poco más de dos años.

Los actos de inauguración del nuevo CSIF-Canóvanas contaron con la presencia del representante Javier Aponte Dalmau, quien jugó un papel fundamental en el traspaso de la escuela a la organización sin fines de lucro.