Noticias

CSIF sirven más de 96,000 durante 2017


El 2017 llevó a los Centros Sor Isolina Ferré por una ruta inesperada. La devastación dejada por el huracán María el 20 de septiembre de 2017 a lo largo y ancho de nuestra Isla nos acercó mucho más a las comunidades que ya servíamos y nos hizo ver cuánta necesidad hay más allá de los sectores donde están disponibles nuestros programas. Por eso, reaccionamos de inmediato para hacer un alto en nuestras operaciones regulares y lanzarnos a la calle con un reducido grupo de empleados y voluntarios para llevar la ayuda allí donde más se necesitaba y no estaba llegando por las vías oficiales.

Fieles a nuestra misión por más de 48 años de ayudar a todos a alcanzar la plenitud, establecimos nuestro “Abrazo Solidario con Puerto Rico”. Así nos convertimos en centro de acopio y distribución de agua, comida y otros artículos de primera necesidad que tanto escasearon esas primeras semanas en las que el país estuvo prácticamente paralizado. Además, nos fuimos a las comunidades para identificar casa por casa cuáles eran las necesidades específicas que debíamos atender a la brevedad gracias a la generosidad de individuos, empresas y organizaciones mayormente de Estados Unidos que confiaron en los Centros para aliviar la dura prueba que a todos nos tocó vivir.

Logramos llevarles ayuda de diferentes tipos, incluyendo enseres, colchones y techos nuevos, a sobre 48,976 personas en tan solo cuatro meses. Esa cantidad, sumada a las 47,719 personas a quienes les ofrecimos servicios directos a través de nuestros programas y servicios regulares previo al 20 de septiembre, totaliza 96,695 personas en cuyas vidas pudimos hacer la diferencia el año pasado gracias al respaldo de nuestros amigos y colaboradores de la empresa privada, fundaciones y socios del gobierno local y federal que apoyan nuestras iniciativas.

Fueron muchas las lecciones aprendidas esos últimos tres meses del 2017, sobre todo porque el proceso de recuperación ha sido -y se espera que siga siendo- lento dada la difícil realidad económica y fiscal de Puerto Rico. Pero la más importante de todas es que ahora más que nunca tenemos que mantener ese contacto directo con cada niño, joven y adulto que se encuentra en alguna posición de vulnerabilidad para ofrecerle el servicio individualizado y pertinente que le ayudará a tener una vida plena. Ése será nuestro norte y seguiremos trabajando día a día con intensidad para alcanzarlo con la ayuda de Dios.

José Luis Díaz Cotto
Principal Oficial Ejecutivo
Centros Sor Isolina Ferré



csif_informe_de_logros_2018-1.pdf